Receta de la Fabada Asturiana

La fabada es uno de los platos más conocidos de la gastronomía española y uno de los destacados de la comida asturiana aunque parece muy difícil de hacer, realmente no lo es, lo que pasa es que requiere mucho tiempo de preparación para lograr que tenga el auténtico sabor que tanto gusta a tanta gente.

Ingredientes para hacer la fabada asturiana

Los ingredientes necesarios para la fabada son:

  • 400 gramos de alubia blanca-
  • 200 gramos de tocino.
  • 2 morcillas asturianas.
  • 2 chorizos asturianos
  • Un taco de jamón (opcional)
  • Sal (al gusto)

Las alubias (o fabes en asturiano), hay que dejarlas a remojo el día anterior. Al día siguiente, se desecha el agua del recipiente donde han estado y las escurriremos para que queden limpias.

Echaremos agua en una cazuela grande, lo suficiente como para cubrir las alubias y dejarlas cubiertas por un centímetro o dos de agua. Las pondremos a cocer con agua fría, con lo que irán soltando un poquito de espuma, algo que hay que ir retirando, en un proceso que se llama “desespumar”.

Cuando hayamos quitado la espuma, incluiremos los chorizos, las morcillas y el tocino. Pondremos a fuego fuerte para que rompa a hervir y en este momento las asustaremos echando un poco de agua fría para romper el hervor, algo que repetiremos dos o tres veces durante la cocción.

Debemos mirar cada poco y remover, pero con un movimiento de la propia cazuela para evitar romperlas con un cucharón. De esta forma evitaremos que se peguen. Se deben dejar aproximadamente entre dos y dos horas y media cociendo y si la cazuela es de barro, el sabor será mucho mejor.

Una vez hechas, se deja reposar una media hora y ya se puede comer, aunque si se quiere conseguir un sabor excepcional, lo mejor es degustarlas de un día para otro, donde todos los ingredientes se mezclarán correctamente y el sabor será mucho mejor.

El reloj de Porlier